23 de enero 2018 estuvimos presentes en el Obelisco de Buenos Aires con los miembros del grupo “Rumbo Libertad” (es un movimiento político libertario), varios venezolanos y otros activistas.

Fue un acto masivo donde recordamos a todos los héroes que fueron asesinados por el sangriento régimen de Maduro en Venezuela durante los últimos años.

Unos de ellos es Oscar Pérez, quien fue asesinado cobardemente  la semana pasada por los verdugos comunistas del régimen. Él era conocido por su acto patriótico sobre el edificio del Tribunal Supremo de Venezuela en 2017 (donde no hubo  victimas).

Es obvio, que ningún régimen totalitario  va aceptar la existencia de tales personas que verdaderamente pueden convertirse en los líderes que van a liberar su patria.

La dictadura siempre tiene miedo de actos bravos contra ella. Por eso ninguno de las varias actividades pacíficas y mensajes informativos de las organizaciones internacionales daban ningún efecto. Y solo un ataque agresivo  al Congreso venezolano provocó una reacción muy dura, porque este tipo de acciones son de riesgo y verdadero peligro  para cualquier régimen totalitario.

Después de los acontecimientos recientes está muy claro para todos, que durante muchos años quedamos atrapados en la ilusión y la esperanza que la solución del problema del totalitarismo llegaría por métodos “pasivos, democráticos y pacíficos”, que verdaderamente no curan este virus. Porque hay una realidad: ningún autoritario después de varios años de poder casi absoluto, va voluntariamente a  perder este poder y sus bienes. Por eso históricamente el método efectivo para derrocar una dictadura es con la fuerza y acción directa. Por esta razón estas personas corruptas que detentan el  poder,  difunden métodos de acción impotentes “democráticos” y pacíficos para qué el pueblo no utilice otros más eficaces para obtener la justicia. Esto está probado  por la historia de varios países.

No hay nada más lindo cuando las Fuerzas Armadas y policía viven al servicio del pueblo y vuelven hacia al lado del su Nación en lucha conjunta contra un régimen sangriento y corrupto

Durante acto participaron personas  que transitaban por las calles en ese momento,  porque escuchan y les gustan nuestros eslóganes y discursos. Por ejemplo, se decía sobre la importancia del  solidarismo y el apoyo de la comunidad internacional, la difusión de la información verdadera sobre caso de Venezuela, sobre la raíz del socialismo (con todos sus mutaciones) y el heroísmo de las personas que luchan contra los regímenes totalitarios.

Todo fue muy emocional y sincero. Nos tomamos un minuto de silencio, cantamos el himno y planificamos otras actividades.


Kitty Sanders, Oscar Perez, Venezuela Vive, Buenos Aires