Varias veces me preguntaron, ¿por qué escribo y me preocupo tanto sobre situaciones en los países vecinos de nuestra región?  Ahora quiero aclarar mi posición.

Ahora Argentina une las fuerzas más saludables en el continente.  Y el hecho que es un gigante regional y un líder en términos culturales e históricos,  le otorga la  posibilidad de difundir  un nuevo discurso político de derecha. A su alrededor  hay muchos aliados  pero sólo Argentina en este momento,  puede  elaborar un concepto o paradigma totalmente completo,  adecuado y capaz de responder a los desafíos del siglo XXI como el terrorismo islamista y el socialismo del siglo XXI que constantemente va mutando. Para esto necesita no tener cerca a los regímenes izquierdistas y que no funcionen también los bloques de izquierda como ALBA.

Ahora tenemos vecinos de izquierda como Bolivia, Chile, donde luego de la llegada al poder Bachelet,  hubo varios atentados en el país, Ecuador, Venezuela, Cuba, Salvador. Ellos además que destruyen sus países, dificultan el desarrollo de los países normales (por ejemplo, bloquean las iniciativas democráticas en OEA; financian o ocultan los terroristas de otros países, como los  miembros de FARC que tienen polígonos en territorio de Venezuela o como el régimen chavista-madurista que financia actividades para influir en la elecciones de otros países).

Por eso deberemos tratar de cambiar la situación en estos países para consolidar la influencia geopolítica y cultural de Argentina en la región (obvio con todo respeto a los características nacionales de nuestros vecinos). Ahora hay un enfrentamiento fuerte, ellos tratan de dividirnos. Por eso escribo tanto sobre otros países. Todos deberían darse cuenta  que no vivimos en un vacío sin influencia de nuestros vecinos por lo que  debemos tratar a liderazgo regional de Argentina.

Ya basta de tolerancia para las izquierdas, que tratan destruirnos bajo de cualquier método. Algunas ilustraciones muy claras de este axioma ocurridos  esta semana:

1) En Ecuador hay un despelote. En la segunda ronda de elecciones con numerosos fraudes gano oficialista Lenin Moreno, lo que provocó júbilo en Venezuela y Bolivia en particular.

Evo Morales:

El pueblo unido de #Ecuador triunfó ante el imperio y sus sumisos. ¡Felicidades hermano @Lenin!

La #PatriaGrande sigue adelante. Socialismo del Siglo XXI siempre triunfante.

El opositor  Guillermo Lasso exige recuento de votos, pero no creo que vaya a tener éxito.

Señor Correa, no juegue con fuego. Aquí hay personas que no le hemos tenido miedo, que lo vamos a seguir enfrentando, no juegue con el pueblo

– dice Lasso.

Miles de enardecidos seguidores de Lasso salieron a las calles en ciudades como Quito, Guayaquil, Esmeraldas y Santo Domingo entre otras, donde protagonizaron incidentes con la policía y hasta encendieron fogatas.

“¡Fraude, fraude!” era el grito que crecía en este grupo, mientras que del otro lado, a unas cuatro cuadras, cientos de personas que apoyan a Moreno bailaban y cantaban: “¡Sufre, Lasso, sufre!”, “¡Llora, banquero, llora!”.

Los medios de comunicación  vendieron  humo durante todas las  elecciones. Una lástima si es verdad que el candidato de Correa va a tomar poder, Ecuador va rumbo hacia el caos, al parecer no aprendieron mirando como terminó Venezuela.

Qué pena para los ecuatorianos, jódanse por no usar la cabeza, en unos años se van a arrepentir cuando estén sufriendo personalmente la miseria que dejan las nefastas ideas de la “Revolución Ciudadana” que utilizó  Rafael Correa para “alimentar su pueblo” durante 10 años.

2) Bolivia bloqueó la sesión en la OEA sobre la crisis en Venezuela. Como nuevo presidente del Consejo Permanente del organismo, el Gobierno de Evo Morales suspendió la reunión solicitada por 20 países para discutir la posible aplicación de la Carta Democrática al régimen chavista. El representante boliviano no dio explicaciones por la decisión.

¿Es realmente necesario algo más? para entender que consecuencias provocan las izquierdas en cualquier país de este mundo.