La noche, la droguería, la calle, el farol,

Mundo absurdo e insípido.

Vive aunque sea un cuarto de siglo más

Y todo será lo mismo. No hay salida.

Morirás -empezarás otra vez desde el comienzo

Todo se repetirá como antaño:

La noche, el helado escarceo en el canal,

La droguería, la calle y el farol.

Aleksandr Blok, 1912

(Versión de Jorge Bustamante García)

Con mucha frecuencia escucho la opinión de la gente común que “Putin es un líder de derecha (o algo por el estilo) que garantiza un mundo bipolar y etc.“. Me toca a mí decepcionar a estas personas contando la verdad a  través de  hechos reales,  como la situación de Venezuela, resultado puro de la penetración desde Rusia, al igual que la situación en Nicaragua y en Cuba. Todo esto es resultado de la política exterior de Rusia en América Latina, donde desde 1917, apostó a los regímenes de izquierda. Asimismo toda la retórica que Putin apoyó a Donald Trump o a los partidos y regímenes de derecha en Europa es un sinsentido que no vale nada.

Vladimir Putin es un astuto político soviético que aprendió de las peores prácticas de los viejos funcionarios del partido comunista en Unión Soviética, pero a diferencia de ellos lo hace  aún con menos principios éticos. Desde que tomó el mando se ocupó de perseguir a los poderes  nacionales de derecha obligándolos a salir del país.  Esto comenzó con los  empresarios en principios de los años 2000,  lo que terminó destruyendo los negocios independientes y  luego le tocó el turno a la  oposición y como resultado a fines de  2010 en Rusia no existía una oposición peligrosa para régimen oficial.

En este momento las personas que tienen un pensamiento libre son obligadas de alguna u otra manera a abandonar Rusia.  Así sucedió en mi caso personal,  por tener simpatías libertarias, y  respetar la cultura y los momentos nacionales (asimismo tengo un punto de vista muy amplio para hablar con personas que tengan otras ideas sin prejuicio alguno),  y lo mismo ocurrió en el  caso de Dimitrie Savin.

Dimitrie Savin es el editor del diario diocesano, especialista de la historia de la Iglesia Ortodoxa Rusa y la historia de la Rusia, tiene ordenación (sacerdocio) ortodoxia. Autor del libro “Por encima de todo” (“Превыше всего”) donde la idea central es cristiana. Como que no se puede poner la Letra por encima del Espíritu, o, en un lenguaje más “político”, no se puede elegir la unanimidad y la “estabilidad” en detrimento de la libertad. El símbolo de la concentración del Mal en el libro,  es la Catedral,  que es algo  “impersonal” que arrastra a la perdición a las personas, para construcción de la cual el protagonista (el obispo) realiza hechos repugnantes que eventualmente lo conducen a él y otros al abismo, y el templo mismo se convierte en un ídolo, una “estructura de culto” que destruyó completamente la diócesis en el sentido espiritual. Dimitrie es mi amigo cercano y tengo placer de hablar sobre él y su libro porque en Rusia hoy quedan ocultas la información y sobre su persona (ahora está refugiado) y su libro.

Otro ejemplo, una familia rusa Alexey Kutalo y Tatiana Kungurova, que están en Argentina hace casi 5 años pidiendo refugio. Son sin dudas  refugiados políticos, porque fueron condenados  en Rusia por el artículo 282. Es un artículo muy famoso entre los disidentes y opositores que infringe la libertad de expresión. Toda la culpa de ellos fue que  criticaron y tiene su punto de vista que no era del agrado del poder oficial. Como resultado Alexey fue condenado y  después, al cumplir su condena, tuvo la  oportunidad de escapar de Rusia para salvarse junto con su esposa.  En realidad nadie  puede contar mejor que ellos mismos sobre su situación, quiero publicar su carta abierta para todas las personas no indiferentes:

Somos Alexey y Tatiana de Rusia. En este octubre se cumple cinco años desde que en 2012 venimos por primera vez en Argentina buscando aquí el acilo político. Elegimos a emigrar a Argentina, a sabiendas de que este país tiene una gloriosa tradición de dar refugio a personas de todo el mundo, independientemente de sus opiniones políticas o creencias religiosas.

Sin embargo, durante todos los años en Argentina tuvimos ciertas dificultades en la vida sin obtener DNI porque esto depende de la resolución de la situación con el refugio. Sin DNI estamos restringidos en nuestras posibilidades y derechos incluso trabajo porque nadie acepta un documento precario que dura solo tres meses. Tampoco podemos negar nuestras peticiones del refugio porque así nos quedamos sin protección.

Somos una familia cristiana ortodoxa. Vivimos juntos hace casi nueve años. Juntos pasamos varios periodos de vida duros en Rusia. Mientras que vivimos en Argentina, respetamos las leyes y tradiciones del país. Estamos estudiando en la Universidad Nacional de San Luis y somos alumnos efectivos. Alexey está por terminar la tecnicatura universitaria en Web. Tatiana estudia la carrera de Biología Molecular en cuarto año.

¿Que nos pasó en Rusia? Hoy en día todo el mundo sabe cómo allí es perseguida cualquiera oposición política por el gobierno de Putin. Nosotros ambos también estábamos perseguidos, por el famoso artículo 282 del Código Penal a causa de nuestra participación en las actividades político-sociales y por las críticas en Internet las acciones del gobierno de Putin. Aunque la Constitución de Rusia nos garantiza la libertad de expresión y la participación libre en la vida política del país nuestros derechos han sido violados y nuestra actividad política ha sido interpretada por las autoridades rusas como “extremismo”.

En Rusia nosotros ya estábamos especialistas, teníamos buenos trabajos y perspectivas del desarrollo profesional, pero perdimos todo. Los servicios de seguridad federal, que son principales órganos represivos, nos perturbaron toda la vida. Durante 2009-2012 sufrimos varios registros e incautaciones de las computadoras y otra propiedad (que nunca nos fue vuelta), interrogaciones, presión y amenazas ir a la cárcel para muchos años. Alexis había pasado tres meses en cárcel hasta que encontró posibilidad de salir bajo fianza.

Los oposicionistas rusos llaman el artículo 282 como político y punitivo, porque cualquier declaración o acción puede convertirse en “delito”. El abuso de la legislación anti-extremista contra políticos de la oposición, figuras públicas, los bloggers, los ecologistas y hasta usuarios comunes de Internet se ha acostumbrado en la Federación Rusa. La situación con las persecuciones y represiones se ha complicado aún desde la conflagración bélica en Ucrania en 2014 y la guerra de información desencadenada por el Kremlin.

Hemos proporcionado para CoNaRe toda evidencia necesaria de la persecución política en Rusia donde no habíamos cometido ningún delito que merecería la conclusión en cárcel (que nos espera seguro en Rusia al volver ahí) y especialmente la extradición. Pero una vez ya nuestras peticiones de refugio fueron rechazadas y nosotros pedimos el recurso jerárquico y esperamos varios años de nuevo hasta que se resuelva. No tenemos ninguna posibilidad para contratar un abogado que nos ayude porque nuestra situación de financias es bastante difícil. No sabemos cuánto más tenemos que esperar, ya que lamentablemente no hay plazo fijo para este tipo de trámite.

Alexey Kutalo EXPEDIENTE № 891248 2012

Tatiana Kungurova EXPEDIENTE № 891305 2012

Sobre mi caso personal, primero me instigaron a dejar Rusia agresivamente por razones de mis actividades políticas opositoras, pero cuando empecé mi investigación para el libro “Carne” y tuve muchos  pequeños conflictos con la policía, los cuales luego terminaron por convertirse en una causa grande,  hizo que la situación empeorara considerablemente.

Si  solo hubiese tenido un par de conflictos menores  descoordinados, no hubiese sucedido nada grave,  pero estaba tan activa e investigaba en varios lugares (para descubrir la red completa) que “gané” una inmensa  atención de la policía.  Así me volví muy conocida debido a  mi investigación entre los policías de varias ciudades, lo que provocóuna reacción muy fuerte por lo que sufrí golpizas y hasta cosas más severas. Por eso debí salir del país y hasta ahora no puedo ir a visitar las tumbas de mis familiares, mis amigos o simplemente dar charlas, que regularmente me solicitan.

Como puedes ver los conservadores, los cristianos, las verdaderas familias, las personas con pensamiento libre, los pensadores, las pasionarias y personas  inteligentes que pueden enriquecer Rusia en un sentido de cultural, filosófico tuvieron que  salir del país. Nosotros somos los nuevos excluidos. Nosotros somos la nueva generación de emigración blanca que se opone, aunque sea trágico, a la vieja generación de rojos maduros.