Hoy en el diario de nuestro país “La Nación” fue publicado, en formato electrónico (parte 1, parte 2) e impreso, una nota sobre mi investigación periodística de redes de trata e industria para adultos y sobre mi trabajo actual.

 

 

Parte 1:

Kitty Sanders: la mujer que se enfrentó a las redes de tráfico de personas

Sanders ya no puede infiltrarse como lo hacía en Europa. Hoy es conocida en todo el mundillo mafioso de la prostitución. Explicó que los proxenetas hasta ofrecen recompensa por su cabeza. Dijo que, como debió reinventarse en su búsqueda de ayuda a las víctimas de trata, buscó respaldo legal en nuestro país, y entonces se contactó con el estudio de abogados de Matías Morla para que la patrocine. Marcelo Trimarchi es uno de los letrados integrantes del estudio y quien dialogó con Kitty para asesorarla en la presentación que hicieron en los tribunales de Lituania, donde denunció una red europea de trata.

 

Parte 2:

Kitty Sanders: “Las víctimas ya no tienen vida y les sacan hasta el alma”

Su pasión por el periodismo la canalizó escribiendo libros. Lleva tres editados, uno de ellos alcanzó el nivel de best seller y es la causa por la cual la siguen amenazando de muerte. “Prolegómenos al libro carne”, se llama, y es el paso previo a otra obra: “Carne”, donde hará un relato pormenorizado de su vida.

“Cuando decidí involucrarme en el mundo de la prostitución comencé como bailarina de caño. Pensé que solo iba a llegar hasta ahí. Después terminé teniendo sexo con clientes y cuando dije ‘basta’, me aparecieron los ojos de las chicas que me pedían ayuda y decidí seguir a costa de mi sufrimiento”, recordó con tristeza.