A la luz de los acontecimientos recientes, el mundo convertido en una locura (tanto por las acciones en sí mismas, como la reacción de las personas a estas acciones): la introducción de la censura total / restricción de la libertad de expresión por parte de corporaciones transnacionales como Facebook, Amazon, Google, etc., que por su decisión, cierran las cuentas de grupos enteros de personas por sus propios “gustos”; también el cierre de los servidores enteros por parte de empresas transnacionales, en las que se ubicaban redes sociales alternativas libres e independientes, hace pensar en la exactitud e importancia de unas de las últimas iniciativas del Presidente mexicano Andrés López Obrador quien hizo una muy brillante y dura declaración contra la arbitrariedad de las empresas transnacionales y sus intentos contra nuestra libertad de expresión (link) y disección de abrir red social nación para que las personas tenían posibilidad de expresarse libremente sin tener censura de las corporaciones transnacionales (link).

Además, es muy importante señalar que también está tratando de unir a otros países para que se sumen a la lucha de México por la libertad de expresión en todo el mundo. El Secretario de Relaciones Exteriores de México
Marcelo Ebrard dijo (a través de Associated Press) que México ya comenzó a trabajar para involucrar a otros países en el tema, incluidos funcionarios oficiales de Francia, Alemania, la Unión Europea, África, América Latina y el Sudeste Asiático (link).

A pesar de que México durante la pandemia se ha convertido en uno de los países prioritarios desde punto de vista de FMI para emitir un préstamo, Andrés López Obrador optó por no aumentar las deudas de México y rechazó repetidamente esta oferta, a pesar de la presión internacional y nacional. Incluyendo la presión del lobby neoliberal, liderado por ex Presidente Felipe Calderón, que está tratando de arrastrar a México a un pozo de deuda sin fondo y una pérdida total de la independencia. Todos lo recordaban por su falsa “lucha contra las drogas”, que terminó en decenas de miles de muertes entre campesinos, ciudadanos, pueblos originarios, militares y agentes de seguridad.

También puede recordar que cuando Andrés López Obrador fue presionado por el reconocimiento “temprano” de la victoria de Joe Biden, se negó a dar ningún comentario. Dijo que las elecciones estadounidenses son elecciones en un estado soberano, en cuyos asuntos México no tiene derecho a inmiscuirse. A pesar de que conoce personalmente a Joe Biden desde hace unos 10 años, y fue atacado por todo tipo de media, exigiéndole que reconociera la victoria de Joe Biden lo antes posible. Andrés López Obrador esperó honestamente los resultados de los cálculos y aún mantiene una posición muy fría en relación con Estados Unidos.

El Presidente Andrés López Obrador cuestionó la política absolutamente ilegítima de Estados Unidos hacia representantes de la comunidad política latinoamericana-caribeña, dentro de la cual los políticos estadounidenses “tienen derecho a juzgar y encarcelar” a los líderes de estados soberanos como México, Honduras, etc. Así, bajo Andrés López Obrador, México logró el regreso a su patria del exministro de Seguridad Nacional Salvador Cienfuegos Zepeda, quien fue encarcelado en Estados Unidos por pruebas sumamente poco confiables.

Permítanme recordarles que los Estados arbitrariamente, por su propia voluntad, sin molestarse en pruebas innecesarias, exigen el “arresto y extradición” de cualquier político Centroamericano, Sudamericano y miembros de sus familias.

Todas estas acciones de Andrés López Obrador muestran su verdadera preocupación por la libertad de expresión, por la soberanía de su país y el pueblo hermano mexicano. Su política independiente y su capacidad para enfrentarse abiertamente a las corporaciones multinacionales es motivo de orgullo.

Los estadounidenses escriben en comentarios a las noticias relevantes que no esperaban que los mexicanos van a luchar por su libertad. Quizás estén al tanto de algo.

Apoyo plenamente su iniciativa de la lucha por la libertad de expresión. En mi opinión, él es uno de los líderes estatales más soberanos de nuestro tiempo.

¡Viva la Tierra Libre de México!